Up Factory | Carlos Uralde

TURISMO-PAISAJISMO

PAISAJISMO-TURISMO

Este planeta me parece tan inmoderadamente bello que a veces me adhiero a la teoría de que aquí mismo se encuentran “El Paraíso” y “El Infierno”.

Parece claro que “El Paraíso” es este fascinante Globo Terráqueo, un grano de polvo en la inmensidad de un Universo cuyas dimensiones no hemos llegado a comprender. Y es también evidente que “El Infierno” es el mundo que hemos confeccionado los humanos.

En cualquier caso, parece ser que las pulsiones divinas que laten en nuestra especie se manifiestan a veces para dejar una excelsa impronta de nuestro paso por la vida. Así, en cada punto de nuestro planeta, la luz, la temperatura, la orografía, la flora y la fauna, la lluvia o el calor, el grado de humedad,... y el paisaje resultante de todo ello, han producido distintas formas de adaptación humana que llamamos “culturas”.

La contemplación de los infinitos escenarios que este planeta ofrece, sería ya suficiente como para soñar con la posibilidad de visitarlos algún día. Pero, la inmensa amalgama de grupos humanos, con sus vestidos, sus afeites y ornamentos, su gastronomía, sus creencias, su arte, su arquitectura, su organización social, sus costumbres -en definitiva-, son un aliciente adicional para convertir cualquier viaje en una aventura.

La evolución de la tecnología aplicada al transporte y a las telecomunicaciones, hace hoy posible ese fenómeno de movimientos de masas humanas que llamamos Turismo.

Agradezco a esta actividad audiovisual la posibilidad que me ha dado -a través de la industria turística-, de vivir intensamente una buena parte de lo que nuestro mundo ofrece. Desde esa experiencia animo a la gente a viajar. Hacerlo, con la curiosidad por lo desconocido, es un proceso intensivo en la adquisición de una cultura viva. Es la mejor manera de proyectar nuestro carácter expansivo y de abrir nuestros horizontes para entender mejor la convivencia. Quizás sea hoy una de las alternativas posibles para llegar a conseguir erradicar ese Infierno que la Humanidad ha creado en este magnífico Paraíso. / Carlos Uralde